Conciliaciones, despidos (procedente, improcedentes y nulos), sanciones

Seguridad Social

Jubilación

Invalideces

Incapacidad permanente parcial (IPP): el trabajador podrá reclamar una indemnización a tanto alzado de 24 veces su salario mensual, y es compatible con cualquier trabajo, incluida la misma que realizaba antes de sufrir el accidente.
Incapacidad permanente total (IPT): en estos casos el trabajador tendrá derecho a una pensión del 55% de su base de cotización, que será compatible con cualquier trabajo a excepción de la misma que realizaba;
Incapacidad permanente absoluta y gran invalidez (IPA): estos son los casos más graves, donde el trabajador ha quedado en una situación de incapacidad no sólo para el trabajo que realizaba sino también para cualquier actividad profesional. El trabajador tendrá derecho a percibir una pensión del 100% de su base de cotización.

Volver a Servicios